Quinta del Horno

DATOS
Construida en las primeras décadas del SXIX
Fue declarada monumento histórico el 20 de marzo de 1990

LA HISTORIA
La casona fue propiedad de Don Francisco Larriera, uno de los descendientes de las familias fundadoras de la Villa de San Josef, quien tuviera una destacada actuación pública en el ámbito local, habiendo sido de los prisioneros patriotas en el combate de San José, donante de las colectas realizadas para solventar los gastos de la guerra contra Brasil y posteriormente ya en el año 1857 Jefe Político y de Policía.

Si bien vivía frente a la plaza principal, Francisco Larriera pasaba temporadas en la Quinta, donde se hacían bailes, fiestas y recepciones importantes que tuvieron una afamada reputación y a la que acudían en diversas ocasiones personalidades de la época vinculadas a su persona como el General Manuel Oribe, Don Luis de Herrera, el General Eugenio Garzón, y Don Cándido Joanicó entre otros.

El nombre “Quinta del Horno” surge debido a la existencia de un horno de ladrillos instalado cerca del arroyo Mallada, que no solamente sirvió para la fabricación de mampostería para las diferencias casas de la familia Larriera, sino que desde allí salieron la mayoría de los ladrillo utilizados en la construcción de la Basílica Catedral.

EL EDIFICIO
Si bien ya no existen ni la escalera de piedra que conducía a la azotea, ni los pisos de baldosa roja con figuras geométricas, ni las construcciones para los esclavos, la sobriedad de su estilo nos acerca a la vida de la una familia maragata en el S XIX.

VISITAS GUIADAS
Coordinar previamente por el Tel. (598) 43 43 13 14

     

Compartir: