Teatro Macció

DATOS
Se inaugura el 5 de junio de 1912
Fue declarado monumento histórico el 27 de diciembre de 1984
Su construcción comenzó en el año 1909
Aquí cantó por última vez en el Uruguay “el Mago” Carlos Gardel
Actualmente tiene capacidad para 800 personas

LA HISTORIA
En la primera década del Siglo XX la muerte de Don Bartolomé Macció no sólo conmocionó a su familia, sino que la llevó a dirimir de qué forma honrar al hacendado italiano que un día arribó a San José enamorado de nuestra tierra.

La tradición oral cuenta que Rafael Sienra, yerno de Doña Filomena Servetto de Macció, la disuadió de levantar un monumento funerario en homenaje de su extinto esposo, convenciéndola de “perpetuar su memoria entre los vivos y no entre los muertos”.

El propio Sienra escribió y firmó, en la prensa de la época, un documento dirigido al ministro de Hacienda, doctor Blas Vidal, fechado el 23 de julio de 1909 y que años después transcribiera la revista local “Mundo Maragato”. En él se informaba que Doña Filomena y sus hijos “en el deseo de llevar a cabo e inmediata realización una loable iniciativa que en momentos en que la muerte vino a sorprenderlo acariciaba aquel vecino, generoso y progresista, han resuelto, más que como un fin especulativo, como un homenaje a su memoria, construir en esta ciudad un teatro…”

En 1909 la propuesta del constructor Leopoldo Tossi dio comienzo a cargo de José Brusechi y desde el 5 de junio de 1912 cuando ante la presencia de las máximas autoridades políticas, culturales y sociales la orquesta del maestro Luis Sambucetti y las palabras del poeta Juan Zorrilla de San Martín dieran por inaugurado el teatro, la sala ha sido escenario de diversas manifestaciones culturales culturales: teatro, cine e incluso bailes.

Los herederos de la familia Macció vendieron al entonces Banco de San José el edificio en 1959. La concreción de este negocio se debe a que los accionistas, directores y empleados del banco, realizaron aportes desde 1947 a un fondo para la concreción de una importante obra en beneficio de la comunidad. Así fue que en el año de su cincuentenario el Teatro Macción pasó a manos del Gobierno Departamental.

Debido al serio deterioro que presentaba el edificio y por razones de seguridad, el teatro debió cerrar sus puertas en 1965, debiendo esperar 9 años para reabrir sus puertas el 24 de agosto de 1973.

El 13 de febrero de 2010 se realiza una nueva reforma del edificio realizándose una restauración total del teatro adaptándose tanto la funcionalidad como la equipación de la sala a los nuevos tiempos para recibir espectáculos de primer nivel y para cumplir de manera adecuada con una intensa labor cultural no solamente en la sala mayor si no en todas las dependencias del edificio.

EL EDIFICIO
Posee una espectacular acústica una magnífica visión del escenario desde todos los puntos y una encantadora belleza en sus instalaciones, destacándose el telón de felpa italiana y la araña de cristal de Murano.